You are here

Toxicología de los plaguicidas para el control de plagas urbanas

Producto
03.12.2020
syngenta control de plagas México

Conozca la importancia de saber cómo prevenir intoxicaciones por plaguicidas y cómo actuar en caso de emergencia toxicológica 

Preocupados por la salud y guiados por la necesidad de una vida sin interrupciones, consultamos a la Dra. Piedad Calle, Especialista en Toxicología, Salud Ocupacional y Riesgos Profesionales  de Syngenta, para que nos oriente sobre los mecanismos toxicológicos de los plaguicidas, las medidas de seguridad en su manejo y los procedimientos en caso de intoxicación. 

¿Qué es un plaguicida? 

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas en inglés), un plaguicida es todo agente de naturaleza química que se utilice para la prevención, repulsión, control de insectos, ácaros, agentes patógenos, nemátodos, malezas, roedores, u otros organismos nocivos a las plantas y sus productos derivados. Esta definición también incluye defoliantes, reguladores fisiológicos de las plantas, coadyuvantes y biológicos. 

  • Debido a que los plaguicidas son substancias con potencial tóxico, existen entidades que regulan su registro, comercialización y uso, algunas de ellas son:
  • Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO)
  • Organización Mundial de la Salud (OMS)
  • Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA)
  • En México, la Secretaría de Salud, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS).

Importante reflexión: Paracelso (1493- 1541), el padre de la toxicología acuñó esta frase: “Nada es veneno, todo es veneno, la diferencia está en la dosis”.

Clasificación de los plaguicidas

Existe una clasificación sobre el grado de toxicidad de los plaguicidas en México, la cual es materia técnica de la Norma Oficial Mexicana NOM-232-SSA1-2009, Plaguicidas: que establece los requisitos del envase, embalaje y etiquetado de productos grado Técnico y para uso agrícola, forestal, pecuario, jardinería, urbano, industrial y doméstico, publicada en el Diario Oficial de la Federación en fecha 4 de abril del 2012.

Esta clasificación se basa en las vías de exposición a plaguicidas principales: oral, dérmica e inhalación. La COFEPRIS es competente para determinar la categoría toxicológica de un plaguicida con base a los valores en miligramos de ingrediente activo por kilogramos de peso (mg i.a./ kg) para los parámetros de toxicología aguda siguientes:

  • Dosis Letal 50 (LD50): Dosis de una sustancia que resulta mortal para el 50% de un grupo de animales de prueba, donde la vía de administración puede ser oral o dérmica. Se expresa en miligramos de ingrediente activo por kilogramo de peso (mg i.a./kg)
  • Concentración Letal 50 (LC50): Concentración de una sustancia en el aire que resulta mortal para el 50% de un grupo de animales de prueba, en un tiempo determinado, donde la vía de exposición siempre es la inhalatoria. Se expresa en el caso de gases en ppmV y para vapores, polvos y nieblas en mg/ l.

La NOM-232-SSA1-2009, vigente, clasifica en 5 categorías la toxicidad de plaguicidas, numeradas del 1 a 5, que reorganiza y substituye la anterior clasificación basada en los números romanos I,II,III, IV, debido a que esta norma se homologó al Sistema Global Armionizado (GHS). En el siguiente cuadro los valores de las DL50 oral y dérmica, así como la CL50 por inhalación que sirven de límites para cada clasificación y en la tabla los colores de banda toxicológica y pictogramas que le corresponden a las categorías toxicológicas.

Vía de exposición

Categoría 1

Categoría 2

Categoría 3

Categoría 4

Categoría 5

Oral (mg/kg)

5

50

300

2000

5000

Dérmica (mg/kg)

50

200

1000

2000

Inhalatoria

Gases (ppmV)

 

(ver inciso 5.3)

100

500

2500

5000

Inhalatoria

Vapores(mg/l)

 

(ver inciso 5.3 y 5.3)

0.5

2

10

20

Inhalatoria

Polvos y nieblas (mg/l)

 

(ver inciso 5.3)

0.05

0.5

1

5

 

Fuente: Norma Oficial Mexicana NOM-232-SSA1-2009

NOm 232

 

Fuente: AMIFAC. Poster NOM-232-SSA1-2009 (https://www.scribd.com/document/358287126/Poster-NOM-232)

Los plaguicidas se clasifican de diversas maneras, principalmente se dividen en técnicos y formulados:

  • Plaguicida técnico, aquél en el cual el ingrediente activo se encuentra a su máxima concentración, obtenida como resultado de su síntesis y de sus compuestos relacionados, y es utilizado exclusivamente como materia prima en la formulación de plaguicidas.
  • Plaguicida formulado, mezcla de uno o más plaguicidas técnicos, con uno o más ingredientes inertes o diluyentes, cuyo objeto es dar estabilidad al ingrediente activo o hacerlo útil y eficaz.

Los plaguicidas formulados a su vez se clasifican en México en:

  • Plaguicida de uso urbano, el plaguicida formulado para uso exclusivo en áreas urbanas, incluido el usado en predios baldíos y vías de ferrocarril.
  • Plaguicida de uso en jardinería, el plaguicida formulado utilizado en áreas verdes no destinadas al cultivo de productos agrícolas o forestales.
  • Plaguicida de uso doméstico, el plaguicida formulado para ser aplicado de manera directa en casas, edificaciones e instalaciones no industriales.
  • Plaguicida de uso en salud pública, el plaguicida formulado para uso exclusivo en campañas de salud pública para el control de vectores de enfermedades a humanos, los cuales pueden ser usados en zonas rurales, campos agrícolas, ganaderos, silvícolas y pesqueros, así como cualquier área impactada por desastres naturales como sismos, tormentas e inundaciones, el cual además de cumplir con lo establecido en este Reglamento, su efectividad para el control de vector deberá estar avalada por el área correspondiente de la Secretaría de Salud.
  • Plaguicida de uso industrial, el plaguicida formulado empleado en la elaboración de productos de uso directo no comestibles, tales como pinturas, lacas, barnices, papel, celulosa o cartón, y el plaguicida formulado empleado en el tratamiento de aguas de recirculación en procesos industriales.
  • Plaguicida de uso agrícola, el plaguicida formulado de uso directo en vegetales que se destina a prevenir, repeler, combatir y destruir los organismos biológicos nocivos a éstos.
  • Plaguicida de uso forestal, el plaguicida formulado destinado a prevenir, repeler, combatir o destruir a los organismos biológicos nocivos a los recursos forestales.
  • Plaguicida de uso pecuario, el plaguicida formulado que se utiliza para el control de plagas que afectan a los animales, a excepción de aquellos productos administrados por vía oral o parenteral.

La Norma Oficial Mexicana NOM-256-SSA1-2012, “Condiciones sanitarias que deben cumplir los establecimientos y personal dedicados a los servicios urbanos de control de plagas mediante plaguicidas”, faculta a las empresas de control de plagas urbanas a utilizar productos de usos urbano, jardinería y doméstico, siendo los de uso doméstico los que también pueden utilizar los usuarios no profesionales, amateurs, por su amplio margen de seguridad toxicológica y se venden en canales de consumo masivo como los supermercados, mientras que los productos de uso urbano se comercializan en canales especializados, como los distribuidores y subdistribuidores de Syngenta.

Algunos conceptos toxicológicos:

Para comprender las implicaciones y riesgos del uso de plaguicidas, sea cual fuere su clasificación, es relevante conocer algunos conceptos básicos: 

Peligro: siempre presente… latente, pero se puede gerenciar o manejar el peligro. El peligro en el manejo de plaguicidas se potencializa con mayor exposición. La exposición es el resultado de concentración X tiempo… cuantas veces se expone Usted a un peligro y a que concentraciones. A mayor exposición a un peligro determinado aumenta el Riesgo. El riesgo también es manejable.

Riesgo: probabilidad de que una sustancia nos provoque algún daño en una condición específica.

Estimación del riesgo de intoxicación:

Riesgo = peligro X exposición

Por ello la enorme importancia de utilizar el equipo de protección personal (EPP) adecuado para el tipo de formulación y técnica de aplicación, también la importancia de leer la etiqueta, entenderla y calibrar los equipos adecuadamente y aplicar las dosis correctas.

Seguridad: generar conciencia del autocuidado, cuidado de la familia, uso racional de plaguicidas y la protección del medio ambiente.

Dosis: Cantidad de una sustancia a la que se está expuesto y duración de la misma. 

Veneno o tóxico: es una sustancia que, al ingresar al organismo, afecta el funcionamiento normal, provocando un estado de enfermedad o muerte, por intoxicación.

Toxicidad: cantidad de una sustancia que causa daño al organismo. Los factores que pueden modificar el nivel de toxicidad son: factores inherentes al individuo como peso, edad, sexo, enfermedades pre-existentes, tipo de sustancia, frecuencia de exposición, ambientales.

Algunos ingredientes activos de plaguicidas son menos tóxicos que substancias muy comunes en nuestra vida, por ejemplo la sal de mesa tiene una DL50 oral aguda de 3000 mg/kg, equivalente a 3 g de sal por kg de peso, en cantidades excesivas es un riesgo mayor que varios de los plaguicidas de Syngenta, cuyas DL50 son mucho mas seguras.

Vías de ingreso de los plaguicidas

El grado de toxicidad depende siempre de la exposición. Con esto último nos referimos al contacto efectivo de la substancia tóxico, como un plaguicida, con el organismo. Las vías de ingreso de la sustancia al cuerpo pueden ser oral, por absorción dermal a través de piel, mucosas y ojos e inhalación por medio del sistema respiratorio. 

Para medir el grado de exposición existen 3 parámetros:

  • Dosis de exposición: cantidad del ingrediente activo por kg de peso corporal. 
  • Frecuencia de exposición: número de veces.
  • Tiempo de exposición: horas, días o meses.

En cuanto a la exposición dermal, a través de la piel, el porcentaje de capacidad de penetración de los plaguicidas es diferente dependiendo de la zona del cuerpo que fue expuesta. En la siguiente imagen puedes conocer las diferencias:

toxicología de plaguicidas

Cómo actuar según la exposición a plaguicidas

Los plaguicidas tienen determinada composición, es decir, cuentan con un ingrediente activo, que es el componente principal de una formulación y los ingredientes aditivos o inertes, es decir, cualquier otra sustancia, fuera de ingredientes activos, agregada a la fórmula. 

Los ingredientes activos se clasifican en diferentes grupos químicos y estos grupos, dependiendo de su composición, tienen mecanismos de acción, ya sea a través de procesos fisiológicos, bioquímicos, morfológicos, energéticos y otros, mediante los que actúa el producto para controlar las plagas, pero también pueden afectar, a las personas y animales no objeto de control, si no hace un uso racional y adecuado de ellos.

Para tener una visión más amplia de lo que sucedería si tuviéramos contacto con determinadas formulaciones, la Dra. Piedad Calle nos mencionó los más comunes y el grado de afectación que producen según el tipo de contacto que tienen, además de los síntomas en humanos, así como las recomendaciones preventivas.

Lo que se debe hacer en caso de emergencia por intoxicación de plaguicidas es lo siguiente:

  • Conservar la calma y actuar rápida, racional y coordinadamente,
  • Retire a la persona intoxicada de la fuente de contaminación, para evitar mayor contacto.
  • En caso de inhalación llévese al paciente al aire fresco.
  • Llamar al sitio de atención toxicológica. En México llamar al SINTOX de PROCCYT, lada sin costo (800) 00 928 00 y a los teléfonos 01 (55) 5598-6659 y 5611-2634, atención 24 horas los 365 días, tenga a la mano la etiqueta del producto.
  • Consiga atención médica inmediatamente y muéstrele la etiqueta. No provoque el vómito, si el paciente está inconsciente, puede haber broncoaspiración. Asegúrese de que pueda respirar sin dificultad. No intente introducir absolutamente nada por la boca. Llame inmediatamente la ambulancia. El médico deberá valorar si el paciente es susceptible de lavado gástrico.
  • Mantenga al paciente abrigado y en reposo.
  • En caso de contacto con los ojos: irrigar inmediatamente con solución lavaojos o agua clara durante 15 minutos como mínimo manteniendo los párpados abiertos .Enjuáguense con una solución de bicarbonato de sodio al 4% o en su defecto  con agua limpia.
  • En caso de contacto con la piel, Retire inmediatamente toda la ropa contaminada, lávese profusamente con agua y jabón.
  • En caso de ingestión enjuague la boca con agua. 
  • En caso de ingestión del producto por animales domésticos consulte al Médico Veterinario.

 

Tipo de plaguicida

Vías de ingreso principales

¿Qué producen?

Síntomas

Recomendación preventiva

Tratamiento

Insecticidas organofosforados 

dérmica e inhalatoria

Producen toxicidad aguda (sintomatología de 7 días) y crónica (se acumulan en órganos por más tiempo y pueden producir daños más graves). 

 

Existen diferentes familias de organofosforados, difieren entre ellos en su margen de seguridad , por ejemplo el Pirimifós Metil de Actellic , es uno de los pocos organofosforados con amplio margen de seguridad, por lo cual se utiliza para control de mosquitos vectores en Salud Pública a nivel mundial y en la impregnación directa al grano de consumo humano y animal.

 

Estos dos tipos de insecticidas pueden provocar: 

 

Síndrome muscarínico (colinérgico): Miosis, diarrea, bradicardia.

Síndrome nicotínico: Debilidad, calambre, fasciculaciones, parálisis flácida. 

Síndrome SNC: Depresión respiratoria, convulsiones, coma. 

 

Además, hay que considerar algunas situación especiales que pueden variar la intensidad de los síntomas: edad, sexo, raza, estado nutricional, embarazo, menstruación, Hb, Hto, enfermedades, condición genética, exposición a otras sustancias.

No ingerir alimentos que contengan leche cuando se va a realizar la labor de control, debido a su alto contenido en grasa. La leche favorece la toxicidad de los plaguicidas en la piel. 

 

Quienes estén en contacto con estos productos deben practicarse exámenes periódicos de colinesterasa, asistir a chequeo médico general, tener presentes otras enfermedades como anemia crónica, desnutrición, gastritis crónica, estrés, fumadores crónicos, alcoholismo, uso de anticonceptivos orales, embarazo y menstruación. 

 

Si ya se ha tenido exposición con el plaguicida, es sumamente importante acudir al médico y llevar el plaguicida con su etiqueta para realizar exámenes con la toma de colinesterasa en glóbulos rojos, plasma o sangre. 

Es importante recordar que estos tratamientos deben hacerse bajo la supervisión de un médico: 

 

Carbón activado

Antagonistas sobre los receptores de acetilcolina

Atropina en OP y carbamatos

Reactivadores de colinesterasa. Oximas (OP)

Tratamiento con Complejo B (preventivo) 

Insecticidas carbamatos

dérmica e inhalatoria. 

Producen toxicidad aguda. Provocan sintomatología de máximo 7 días y mínima de 24 hrs.

Insecticidas piretroides y piretrinas naturales (piretro)

Oral, dérmica e inhalatoria 

Producen toxicidad aguda con sintomatología de mínimo de 24 hrs a máximo siete días. 

 

Ora y dérmical: la absorción de grandes cantidades y amplia frecuencia puede ocasionar sintomatología nerviosa.

 

Vía inhalatoria sin mascarilla: puedes haber irritación de las vías respiratorias. 

En este caso se debe acudir al médico y llevar el plaguicida con etiqueta para realizar exámenes de medición cualitativa de piretroides y revisar los niveles de calcio.

 

Nota importante: no debe confundirse la intoxicación por vía dérmica , que tiene manifestaciones en el sistema nervioso, el denominado Síndrome  de Sensación Facial Subjetiva a Piretroides (SFS), que es una manifestación subjetiva de tipo alérgico en ciertas personas en la  piel de la cara, es un tipo de hormigueo o parestesia, sobre todo alrededor de ojos , labios y nariz, pero sin proceso de inflamación, con duración general de 3 a 8 hrs y máximo de 24 hrs. y estos síntomas son reversibles y sin secuelas, con el simple lavado de las zonas expuestas al plaguicida y la aplicación de pomada con cortisona.

 

El médico debe implementar medidas generales de descontaminación y sostén. 

Agentes Beta 2 agonistas o bromuro de ipratropio.

Inhaladores

Estudiar la susceptibilidad individual y el manejo de anafilaxis. 

Rodenticidas.

Oral

Dermal 

Inhalación

Los roednticidas están mayormente relacionados con la toxicidad oral aguda, por ingestión accidental o suicida, aunque dependiendo del grupo químico, como el caso de rodenticidas agudos del tipo Fosfuro de aluminio, 1080, puede existir riesgo dermal o de inhalación, adicional. 

 

En el caso de los rodenticidas anticoagulantes el riesgo mas importante es la vía oral. Los rodenticidas Syngenta de las marcas Talon, Weatherblok XT y Klerat están diseñados con Bitrex, sustancia amarga emética, que en cantidad muy pequeña no detectan los roedores , pero que los humanos lo detectan con gran facilidad y evita el consumo accidental de los rodenticidas Syngenta, principalmente evita el riesgo para los niños.

Rodenticidas anticoagulantes, síntomas:

Náuseas, vómito, cólicos y hemorragia en vías digestivas.

 

Anticoagulantes:

Se debe acudir al médico y llevar el plaguicida con etiqueta. 

El médico realizará un lavado gástrico.

Carbón activado y líquidos endovenosos.

Manejo sintomático.

Protección de la mucosa gástrica, control PT y PTT. 

Antídoto específico: Vitamina k1 (Fitomenadiona)

 Para Syngenta tu salud es importante la salud y siempre estamos pendientes de la seguridad de los usuarios de nuestros productos y sus clientes. Lea la etiqueta de los plaguicidas antes de utilizar el producto e identifique los riesgos potenciales del manejo, utilice el equipo de protección personal adecuado y/o indicado en la etiqueta y respete las indicaciones de dosis y aplicación. 

¡Cuídate, te queremos y te queremos bien!

Autor: MMVZ. Ma. Teresa de J. Ambriz B. / Technical Support Manager LAN Professional Solutions/ Syngenta

Edición: Sandra De Anda J. /Business Support Marketing Professional Solutions México/ Syngenta